Hombre comiendo una galleta

Indice de adecuación a la dieta mediterránea

Dieta Mediterránea ¿qué es la dieta…? cualquiera podría responder algo así como…” aquello que te manda el dietista y que sirve para amargarte la vida, estar de mal humor y bajar algo de peso momentáneamente, que se repite cíclicamente como la primavera”.

En términos generales existen algunos errores conceptuales alrededor de la palabra dieta, por una parte tenemos el clásico “estar a dieta” cuando una persona se encuentra en un programa para el control de peso. Este puede ser un error inducido por el propio dietista nutricionista, puede ser un concepto mal entendido por el paciente/cliente o una mezcla. Esto es algo que suelo repetir en consulta a diario, y no me cansaré de hacerlo… ESTAR A DIETA ENGORDA (parafraseando a Julio Basulto) y no es que lo diga yo, lo cierto es que tenemos evidencia científica de este hecho. (para aquellos lectores interesados os dejo una muestra en este enlace haz click aquí).

Siguiendo el hilo de esta reflexión y uniéndolo con el título del post “índice de adecuación de la dieta mediterránea”, igual de confundido está el concepto de “estar dieta” como lo esta el de dieta mediterránea..

Como bien refleja la definición adoptada por la UNESCO, con motivo del reconocimiento de la dieta mediterránea como patrimonio inmaterial de la humanidad, la dieta mediterránea no solo representa ciertos hábitos alimentarios o nutricionales, sino que hace referencia a un determinado ESTILO DE VIDA, (la palabra dieta deriva del Latín diaita, que significa modo de vida), el cual ha sido forjado a lo largo de siglos por las condiciones geográficas, climatológicas, orográficas, culturales y ambientales, dadas en los países y regiones enmarcadas en la cuenca del Mediterráneo, sobre todo derivadas de la cultura grecorromana.

Lo que por fin nos lleva al quid de la cuestión en el día de hoy… el índice de adecuación a la dieta mediterránea. Este índice hace referencia a la cantidad de energía que aportan los alimentos tradicionalmente considerados como mediterráneos (alimentos ricos en fibra, frutas, verduras, legumbres y cereales) y la cantidad de energía que aportan el resto de los alimentos no considerados como mediterráneos, dentro del total del aporte nutricional de un país. Para hallar el índice de adecuación a la dieta mediterránea, se emplean los datos y estadísticas aportadas por las hojas de balance alimentario de la FAO a fin de determinar la situación y evolución de los patrones alimentarios, en relación a los patrones típicamente mediterráneos.

Lo curioso es que desde hace años se produce la particularidad de que el índice de adecuación a la dieta mediterránea tiende a disminuir en los países de la cuenca del mediterráneo al contrario que en otros países tan alejados como Chile o Japón por ejemplo, de lo que podíamos deducir que un país tan poco mediterráneo como Japón se adecue en mayor medida a la dieta mediterránea.

Personalmente yo le añadiría algún componente que nos diera idea de los hábitos de las personas, actividad física, comidas en familia, etc…

Si quieres seguir informado sobre temas de interés para dietistas-nutricionistas visita nuestro canal de Youtube dónde podrás ver video-tutorial, nuestras redes sociales: Facebook y Twitter y todos nuestros cursos Online.

¡¡Feliz día todos!!

Pablo Barcina. Dietista Nutricionista.

Inscribete

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

×
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
ACEPTAR
Aviso de cookies